Ecos prisioneros… en Rusia

 Por Maria Zozaya

El mundo académico occidental tiene un gran ombligo, y este ombligo pertenece a una persona de habla inglesa. Desde finales del siglo XIX en que el mundo británico impuso su hegemonía en parte de las colonias, y Estados Unidos hiciera lo propio en el tiempo de la Guerra Fría,  el idioma que domina al resto del mundo parece ser el inglés. Y ese dominio lingüístico se vincula a otros fenómenos de  separaciones, como puede ser la del distancia con el mundo del Este. Es poco común ver congresos europeos donde aparecen personas rusas, ucranianas o rumanas para compartir en este modesto horizonte ecuménico sus resultados de investigación.

Un congreso que reunió a personas de América, Europa del oeste y del Este tuvo como anfitrión a Napoleón, o más bien al estudio de su figura, que logra congregar personas del amplio occidente. Se trataba del X Congeso de la Napoleonic Society (INS), congregado por la Academia de Ciencias de Moscú. Al reunir a grandes especialistas de la época napoleónica muestran el verdadero calado internacional de aquel estratega. Asimismo, reflejaron condiciones de sus prisioneros en diversos lugares por los que anduvo conquistando.

Las intervenciones fueron variadas,  desde Rusia (Nicolai Promsolv,  Elena Khonineva), Ucrania (Dimitri Korchokoff, Iaroslav Chornogor), Georgia (Ivane Menteshahvili), Polonia (Tomasz Klauza) o Latvia (Anita Cerpinska) hasta América (David Markman, Alexander Grab, Luke Dalla Bona…), Holanda (Johan Joor), Inglarerra (Allon Forest), Francia (Thierry Lentz, Romain Buclon), Israel (Allon Klebanoff), Sud África (Olivier Lamens) o España. En este caso, quien escribe estas líneas, ya fue recibida como honourary fellow en la Societé Napoleonienne Internátional tras su intervención en el Congreso de Malta en el Corinthya Palace en 2010 sobre los ingenieros prisioneros en Nancy.

El apartado que trató María Zozaya (como puede verse en la conferencia en el vídeo), es el que le viene ocupando desde que hace cinco años le encargasen la edición crítica del diario inédito de viaje del ingeniero José María Román. Ha ido ahondando en las vicisitudes de su viaje, en este congreso trató de la visión afectiva para él y sus compañeros en tiempo de prisión del Estado Napoleónico, resaltando que eran los ciudadanos quienes, en el roce cotidiano durante los más de cuatro años que convivieron con ellos, estrecharon lazos de unión que han sido normalmente ocultados por la historiografía oficial de corte nacionalista. Para más información sobre estas cuestiones,  el Congreso o sus intervenciones en el mismo, véase su site: http://sociabilidad.hypotheses.org/

En aquella conferencia cito un pasaje que mostraba la tradicional enemistad y el tratamiento normal de los prisioneros, en este caso del padre del famoso militar Anselmo Bláser. Pero el caso contrario también se dió, el de los ingenieros militares que tuvieron que ocultar experiencias de cautiverio positivas, que aquí se tratan.

Impartió otra conferencia, en este caso sobre el uso nacionalista de aquella guerra. Ambas conferencias salieron en las dos publicaciones siguientes:

-María Zozaya, «Враг и граница: изменения образа «Другого». («L’ennemi et la frontière : transformation de l’image de « l’autre »; Traducido al ruso por E. Prousskayaё) , en Annuaire d’études françaises, “La campagne russe” de Napoléon, événements, images, mémoire, L’image de l’ennemi dans les guerres napoleoniennes: propagande, perception, memoire. Russian Accademy, Moscow, 2013, pp. 115-126. ISSN 0235-4349

-María Zozaya,  «Война за создание нации? Испанская историография войны на Пиренеях 1808-1814 гг» («Une guerre pour la naissance d’une nation ? L’historiographie espagnole
des guerres des Pyrénées en 1808-1814»), en Annuaire d’études françaises, La campagne russe” de Napoléon, événements, images, mémoire. Les guerres napoleoniennes dans les historiographies nationales d´Europe et d´Amerique. Russian Accademy, Moscow, 2013; pp. 328-338. ISSN 0235-4349.

Pronto estarán disponibles en academia.Edu para que las bajes gratis

*

Créditos:

Vídeo: Academia Rusa de Moscú. Agradecimientos a Nikolai Promslov

FotoSuperior: lanzamiento de globo en la Place Stanislas de Nancy (referida por José María Román en su diario) Blog Notre Famille

Más allá de la fronteras

Por María Zozaya

Más allá de las fronteras existen lazos solidarios en tiempos de guerra. A veces se desconoce si las hay, pero la única vía es huir del infierno que se presenta en el lugar donde se vivía.

Pese a los avances de las democracias sigue siendo un tema de lamentable actualidad, la salida de emergencia al país vecino, aún cuando se cuente con la incertidumbre del destino inmediato. En el pasado, a menudo fue la senda de un río o un puente de frontera el que llevó al camino de la salvación. Diversos libros y publicaciones se han hecho eco de las ayudas que entre pueblos se han tejido, ayudas más allá de las fronteras, de las exclusiones políticas, de las razas y de la sangre.

En el caso hispano luso, ya desde el siglo XIX los lazos venían proponiéndose con los postulados del Iberismo.

proponían la unión de ambas naciones sobre la base de elementos de unión cultural comunes, como la lengua, la música, y las ideas de raza que primaban en el pasado . Si bien ya existían lazos de ayuda con anterioridad, la Guerra Civil española de 1936 fue testigo de arriesgados apoyos de solidaridad, en que quienes protegían dejaban de lado su propio instinto de supervivencia para proteger al pueblo vecino.

Ese tipo de actitudes fueron más comunes, afortunadamente. Abundaron en la Galicia de la frontera, ya fuese en zulos, falsas paredes o incluso bajo el hueco donde se acomodaba a la vaca. Este tipo de ayudas singulares, diferentes todas pero iguales en sus objetivos solidarios, se han dado con más frecuencia en tiempos históricos de crisis, como hemos podido estudiar en la Francia napoleónica con los ingenieros prisioneros de élite, donde los vecinos a menudo escondieron a grupos de suboficiales que llevaban años conviviendo con ellos.  Ingenieros que comenzaron en sus casas en régimen de cautiverio y que terminaron en régimen de amistad. A menudo es necesario rescatar ese tipo de ayudas  por parte de los Estados, en vez promover actitudes de fronteras cerradas.

El presente documental habla del mismo caso en el pueblo de Barrancos, situado en la frontera entre Extremadura y Portugal. Muestra la ayuda que brindó secretamente Portugal hacia los españoles que huían del franquismo. La encontraron siguiendo el río, por un lado gracias a la solidaridad de los pueblos vecinos en Extremadura. Por otro lado, dependió de la movilización de una persona, del teniente António Augusto de Seixas, pese a su dependencia del régimen de Salazar.

La sinopsis del documental que pueden ver clickando la imagen (procedente de Producciones Mórrimer) es el siguiente:
“Septiembre de 1936. Los últimos pueblos republicanos situados junto a Portugal son conquistados por las tropas del general Franco. Al igual que en Badajoz y otras poblaciones, la represión que desatan es brutal. El apoyo del dictador portugués Salazar a los golpistas no hace aconsejable huir hacia Portugal, pero para muchos es su única salida. De esta manera, cientos de personas deciden cruzar la frontera perseguidos de cerca por los sublevados. El procedimiento habitual de las autoridades portuguesas es entregarlos a sus aliados franquistas, que proceden a fusilarlos sin tardanza. Sin embargo, gracias a la humanitaria intervención del teniente portugués António Augusto de Seixas, se crean dos campos de refugiados junto a la localidad de Barrancos para alojar y proteger a este grupo de españoles”.

*

Créditos:

Agradecimientos a Fernando Moital tanto por facilitar el documental como el libro: de Francisco Espinosa Mestre, Barrancos en la encrucijada de la Guerra Civil Española, 1936,  Extremadura, Editora Regional, 2009.

Foto superior: Puente Algures, de Melgaço, entre el Miño y la sierra (Fuente: Blog Melgaço)

De la barbarie napoleónica a la civilizacion francesa (1808-1814)

Barbarie y Civilización era el tema que movía el XVI Encuentro de la Ilustración al Romanticismo Fue inaugurado con la conferencia Civilización y urbanidad, barbarie y “decivilización” de Roger Chartier, reconocido historiador por sus estudios de Historia  de la escritura y de las representaciones.

El symposio contó con múltiples intervenciones en varias salas simultáneas, de las cuales en el vídeo inferior pueden verse la de Leonor Zozaya, con su investigación ¿Quién era el bárbaro y quién el civilizado? Controversias dieciochescas entre oficiales y arhiveros; Dolores Gimeno, con Memoria y relato del horror: el saqueo de Tarragona por los franceses en 1811. 

Puedes ver todas las conferencias clickando aquí, (UCA, 2013)

María Zozaya fue la primera en intervenir en la sesión, con su paper: De la barbarie bélica napoleónica a la civilización francesa. Espacios de sociabilidad intelectual en tiempo de prisión.

En ella planteó el posible espejismo del historiador al buscar la idea de barbarie en circunstancias teóricamente adversas y de conflicto,  en su caso en tiempo de guerra y prisión. Precisamente surgió al estudiar el caso que estudiaba de los ingenieros militares, individuos que estaban preparados para el oficio de la denfensa y estrategia en tiempo de guerra, cuestión que modificaba altamente sus percepciones y que lleva a hablar a María Zozaya de la subjetivación de la barbarie durante su presencia en las guerras napoleónicas de Zaragoza en 1808, pues no les parecía como algo bárbaro.

En la misma línea de aparente paradoja, cuando después de las guerras napoleónicas los ingenieros que analiza fueron conducidos como prisioneros de élite desde Zaragoza a Francia en 1809, aparece otra aparente contradicción. Los prisioneros pasan a reflejar el mundo de la civilización del ámbito francés, elemento claramente tamizado por  la subjetividad de las vivencias de estos personajes entre 1809 y 1815 y debido a la formación científica condicionada por la naturaleza de su oficio y elevada formación científica. En el vídeo puede escucharse esta investigación (15 minutos) y las mencionadas, al final de las cuales se recoge el debate que contó con las aportaciones finales del propio Roger Chartier, primer espectador que aparece en la pantalla.

 

El XVI Encuentro de la Ilustración al Romanticismo, titulado Barbarie y Civilización. Cádiz, América y Europa ante la modernidad, 1750-1850. Tuvo lugar en la Universidad de Cádiz entre el  18 y 19 de octubre 2013.

¿Quién es Blake?

Por Maria Zozaya

En el salón de actos de la Facultad de Filología de la Universidad Complutense,  en el congreso internacional Temporalité et Contextes: Approches Interdisciplinaires entre l’Art, l’Histoire et la Linguistique., María Zozaya expuso su poster “Qui est Blake? Une biographie, deux personnes, quatre mains. Le manuscrit sur Joaquín Blake. Une analyse textuelle à partir de l’histoire culturelle”.

ZozayaBlakePoster

En ella Zozaya estudia la biografía del ingeniero militar Joaquín Blake Joyes (1759-1827). Se centra en el manuscrito que se encuentra en los fondos de la Biblioteca Nacional (BNE, MMS: 22988), sin fecha de escritura ni firma reconocida. Tras analizar diversos aspectos formales y de contenidos, por un lado, Zozaya atribuye su autoría a José María Román; por otro lado, llega al sentido último del escrito. Se debe al intento de rescate de la figura de Blake para dignificar su memoria, por motivos afectivos vinculados a lazos familiares y a las formas de representación social de su imagen pública.

Respecto al cuestionamiento de la autoría, a las preguntas de ¿Quién escribe la biografía y porqué? considero que lo escribió José Mª Román. Fue yerno preferido de Blake, y  la redactó tras su muerte para recuperar su figura ante la opinión pública.El motivo: que, de ser elogiado y afamado por sus méritos, pues se destacó por su lucha al mando del ejército contra los franceses (1808-1812, con glorias como la Batalla de la Albuera), pasó a ser desterrado y denostado por los grupos conservadures en el poder.

La causa fue por servir al sistema constitucional (de 1810-12 fue presidente del Consejo de Regencia, creador del Estado Mayor, Director General del Cuerpo de Ingenieros y en 1820-23 decano del Consejo de Estado). Por aceptar sus cargos  y por su tendencia progresista fue  desterrado en 1823 por Fernando VII y camarillas de enemigos. Se denigró su figura y castigó a una damnatio memoriae. Su prestigio simbólico le fue negado tras el destierro. José María Román intentó rescatar su trayectoria debido a los vínculos afectivos, profesionales y familiares (como ingeniero militar que era, también de la Real de Alcalá de Henares, o el destierro al que le acompañó, y se casó con su hija Inés Blake). Entonces Román, cuando pasó aquellas vivencias de la primera persona -de la experiencia narrada por el propio Blake-, a la segunda persona -a la biografía-, lógicamente introdujo elementos subjetivos, todos los que inevitablemente median entre el emisor y el receptor en el proceso de la comunicación. En ese lapso para llegar al ámbito público aparece un intermedio entre la realidad y la subjetividad del escritor, que generan parte de ficción y construyen una representación. Así lo hemos verificado contrastando su trayectoria, sus descripciones, así como las imágenes que han quedado en el registro iconográfico de Joaquín Blake. Conducen a la pregunta de ¿quién es Blake? ¿cuál es su biografía y su realidad? ¿dónde queda el perfil ideal y dónde la propia realidad? ¿cuáles son esas imágenes, tanto en su época, como tras su muerte, y cuáles existen hoy en día?

JoaquinBlakeMariaZozaya

Puedes bajarte este poster y citarlo con la siguiente referencia:

-Zozaya, María “Qui est Blake? Une biographie, deux personnes, quatre mains. Le manuscrit sur Joaquín Blake. Une analyse textuelle à partir de l’histoire culturelle”. Temporalité et Contextes: Approches Interdisciplinaires entre l’Art, l’Histoire et la LinguistiqueUniversidad Complutense de Madrid, Facultad de Filología, 10-11 May 2012

 

Rescatar los momentos oscuros en la trayectoria biográfica?

Por Maria Zozaya

Las biografías pueden servir para aportar luz sobre una determinada época (1). Pero, a mi juicio también las sombras pueden aportar relevante luz sobre una historia de vida, como estudio siguiendo las trayectorias enlazadas de dos ingenieros militares que vengo tratando hace un lustro.

En el vídeo puedes ver la conferencia concreta aquí resumida (UCA, 2014).

El momento oscuro de una biografía a menudo es dejado de lado cuando se quiere recuperar a un personaje o cuando se quiere rescatar su trayectoria vital. Los pasajes malditos a menudo quedan en el tintero del olvido por dos motivos principalmente. Primero, porque se desconozcan las fuentes sobre esa etapa negativa para el personaje (fuentes que pudo ocultar el mismo para no ser reprimido en su época); segundo, porque se le otorgue poca importancia a esos duros momentos al considerar que no contribuyeron a darle relevancia. Paradójicamente, esos momentos que se consideran oscuros pueden ser de gran utilidad -como digo- para aportar luz sobre la vida y el contexto del biografiado y del biografiador. Así lo mostré en I Congreso Liberal sobre La represión absolutista y el exilio (Cádiz, 6-8 mayo, 2014) desde la moderna perspectiva de la biografía cultural. En la presentación «Joaquín Blake y José Mª Román, trayectorias paralelas en el exilio”, analicé la estrecha unión de ambos personajes en el momento oscuro de la depuración de Fernando VII, tras el periodo Constitucional de 1812 (represión de 1814-1816), y tras el Trienio Liberal de 1820 a 1823, con el exilio de ambos personajes de 1823 a 1827, cuando purgaron con las vejaciones del rey el haber profesado ideas constitucionales en los mencionados periodos progresistas.

Román, aquel profesor de la Real Academia de Ingenieros de Alcalá de Henares, junto a Joaquin Blake, quien fuera jefe del Cuerpo de Estado Mayor y Regente del Reino durante las Cortes de 1812, unieron sus trayectorias profesionales desde 1803. Con las guerras napoleónicas sufrieron respectivos cautiverios en Francia (de 1809 y 1812 y Blake de 1812 hasta 1814). Tras su regreso en 1814 y tras la depuración Fernandina en la Real Academia de Ingenieros de Alcalá de Henares, volverían a unir sus trayectorias profesionales y de sociabilidad, que quedaron selladas por sus redes familiares desde el matrimonio de Román con Inés Blake en 1817. Durante el Trienio Liberal (1820-1823), Blake tuvo de nuevo protagonismo en el mundo constitucional, y que fue secundado por Román,lo cual iba a ser reprimido con el retorno del absolutismo de Fernando VII en 1823. Entonces consagraron la unión de sus trayectorias desde el duro exilio de 1823, viaje que emprendieron juntos debido a su comunión de intereses y a su unión forjada por la sociabilidad cotidiana. Esa dura historia que sufrieron ambos fue narrada por José María Román, en diversos documentos que compondrían una biografía de Joaquín Blake, donde indirectamente realizaba la exaltación del mártir del sistema constitucional.

Siguiendo en profundidad ese recorrido de la complicada historia de Joaquín Blake durante la represión, al ver sus elementos de unión, y al analizar el modo en que Román hablaba de las dificultades de Blake (por las vejaciones del rey), concluyo que en el fondo Román estaba ensalzando a Blake y justificando sus actuaciones para intentar dejar impoluto el prestigio familiar a través de la memoria. Una memoria que le concernía en primer plano, pues estaba intentando limpiar “las manchas” de la represión fernandina y el exilio con argumentos constitucionales que tendían a dejar impoluta su propia memoria. Así, considero que el motivo de realizar la biografía de Joaquin Blake era “de primera persona”, porque debido a sus redes matrimoniales con su hija, en el fondo Blake se había convertido en el depositario del linaje de Román. Es decir, Blake, el otro, “la segunda persona”, era quien contaba con el más importante ascendente familiar y de sangre, tenía el pedigrí del católico perseguido, además de que era quien detentaba el prestigio profesional como ingeniero creador del Estado Mayor. En definitiva, el rescatar el brillo biográfico de Blake, suponía rescatar su propio honor, pues a mi juicio Blake era el espejo en que se miraba Román, y al escribirle la biografía redactaba parte de la suya.

(1)   Como retomaron Isabel Burdiel y Colin Davies de los victorianos eminentes de Strachey, en El otro, el mismo, biografía y autobiografía en Europa (s. XVI al XIX).Valencia, Universidad, 2005.

Créditos de la Imagen: BNE, mapa de la Batalla de la Albuera, explicación justificativa de Joaquín Blake en un momento en que fue encumbrado como héroe, 1811.

Ingenieros, y prisioneros

Ingenieros prisioneros; o ingenieros, y además prisioneros.

Este sitio web se centra en el estudio y divulgación de la Historia de los grupos de la Élite que fueron cautivos en tiempo de guerra, sus antecedentes biográficos y los resultados en la larga duración de aquella experiencia. Aborda más tipos de prisioneros de élite.

Cronológicamente está centrado en la contemporaneidad, basándose en tiempo de las guerras napoleónicas (1808-1816), aborda los antecedentes históricos (1780-1840) de aquellos ingenieros y la impronta profesional que dejaron dichos prisioneros para la posteridad. Igualmente, en esta página se contemplan en general los prisioneros de la Edad Moderna hasta la Primera Guerra Mundial (1750-1920).

Centrado en las Guerras napoleónicas como decimos, se basa principalmente en el grupo de suboficiales que salió de la Real Academia de Ingenieros Militares de Alcalá de Henares. Analiza y difunde la trayectoria de varios de los personajes que compartieron aventuras a raíz de esa vinculación profesional concreta, y especialmente a raíz del cautiverio francés. Se centra en los casos del teniente José María Román y del Capitán General Joaquín Blake, dado que establecieron redes de sociabilidad, alianzas familiares, y colaboraciones profesionales. Establece relaciones y comparaciones con otros miembros de aquel grupo y otros ingenieros que fueron prisioneros de élite en la etapa. Analizando diversas facetas de su formación (1780-1800), desarrollo profesional (1800-1830) y familiar (1830-1890), estudia el comportamiento de este grupo profesional en el paso del Antiguo Régimen al Liberalismo.

Varias imágenes resumen los contenidos de este site.

La actual de cabecera es un fragmento del cuadro del ingeniero militar Luis Bertucat, pintor e ingeniero militar

que fue teniente de Dragones y sirvió en América, viste su uniforme y sustenta el plano de una fortificación con un trasladador de medidas (Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Foto: María Zozaya).

La imagen que encabeza la presente entrada es la de Jasón y los Argonautas al partir de la Cólquida

cuadro realizado por Ercole de Roberti (Museo Thyssen Bornemysza, Foto: María Zozaya) que en los inicios nos permitió resumir el contenido de este espacio dedicado a los ingenieros prisioneros de guerra. El motivo es que, al igual que aquellos míticos viajeros, los ingenieros que en 1808 organizaron las luchas contra los ejércitos de Napoleón, tomaban su decisión de embarcarse de manera libre, dificultada por ir contra el poder que el rey otorgó a los Capitanes generales (pues iba en contra precisamente de la alianza que con Francia había hecho Fernando VII). Esa decisión, dependiente de su formación como ingenieros, iba a condicionar parte de su futuro en los próximos años en un cautiverio de élite cuyas condiciones y consecuencias queremos sacar a la luz con las diversas publicaciones de este blog.

Esta página nace a partir de la idea de concentrar los estudios y conferencias de María Zozaya sobre los ingenieros en lugar especializado, para lo que tomamos los contenidos de ingenieros en la web científica de sociabilidad y élites de Hypotheses, y en la de difusión de los trabajos académicos de María Zozaya. El objetivo es facilitar  la divulgación científica, conseguir el contacto con otros investigadores de la materia, y localizar descendientes de aquellos ingenieros.

Para promover el contacto con otros estudiosos de prisioneros hemos creado el apartado “Call for Collaborations” para que nos evíén los resúmenes (con imágenes) de las últimas publicaciones que tengan los autores especializados, si es tu caso y te interesa, contactanos por favor.

Los Argonautas abandonan la Cólquida. Ercole de Roberti (Ferrara, c. 1450-1496). Procedencia: Museo Thyssen Bornemisza. Foto: María Zozaya
Los Argonautas abandonan la Cólquida. Ercole de Roberti (Ferrara, c. 1450-1496). Procedencia: Museo Thyssen Bornemisza, Madrid. Foto: María Zozaya

Site for POWs studies. Desconocidos e ignorados por la historiografía, los ingenieros prisioneros son el centro principal de este site, versado en el tránsito del Antiguo Régimen al Liberalismo en Europa (1780-1920). Site de María Zozaya, doctora por la Universidad Complutense de Madrid, realizó su tesis en el CSIC-IH, y es investigadora en el CIDEHUS- Universidade de Évora (Portugal)

Buscar en OpenEdition Search

Se le redirigirá a OpenEdition Search