“La recherche operationelle” Digital. Disminuir los efectos de la guerra?

Tengo seis amigos sirios procedentes de Alepo, Damasco y Ohms, la ciudad que cuando Gengis Khan iba a conquistar arrasando como al resto, decidó claudicar ante las reacciones de sus habitantes por su llegada.

Cuentan las crónicas del dominador del siglo XIII que los caballos en Ohms cabalgaban hacia atrás, que las personas se arrastraban  sin sentido por el suelo, que en vez de hablar reían, y actuaban como si hubiesen perdido el juicio o  siempre hubieran carecido de él. Panorama ante el cual aquel jinete del apocalipsis no arrasó aquella tierra, como sin embargo hizo en el resto de oriente. En términos de “recherche operationnelle” applicada a la guerra, la estrategia de los avezados habitantes de Ohms debería de ser una lección para la humanidad.

Pero normalmente en occidente Siria sigue siendo un gran desconocido pese a los programas de refugiados y el resto de líderes parecen haberse olvidado las técnicas de la denominada “recherche operationelle”.

Habitación de Damasco en reconstrucción en el Museo de Pérgamo, Berlín. Foto: María Zozaya.

La mencionada investigación operativa hunde sus raíces en el mundo antiguo, pues se han citado ejemplos desde la Grecia Clásica al Imperio Romano. Cuando la investigación de operaciones nació como disciplina aplicada a la guerra y la ingeniería militar, abordaba campos que iban más allá de las prácticas y campos de guerra. Es principalmente con la llegada de la Primera Guerra Mundial cuando se concreta, estableciéndose como una estrategia con base científica interdisciplinar, que iba a ser mucho más usada durante la Segunda Guerra Mundial [1]En suma, es la investigación aplicada para optimizar el proceso de toma de decisiones en una empresa determinada [2].

Astrolabio del S. XVII, recogía saberes griegos. Transferenca de conocimiento entre el mundo europeo y el árabe persa. Museo de Pérgamo en Berlín.

En la guerra, se trata de aplicar modelos matemáticos a la resolución conjunta de problemas, minimizando los riesgos y costos para optimizar al máximo los resultados, planteados siempre desde enfoques interdisciplinares [3]. Entre ellos se podrían citar variados ejemplos, desde las sopas inventadas por el ingeniero Conde de Rumford para alimentar al máximo con lo mínimo a los ejércitos de guerra en el siglo XVIII [4], hasta estrategias clásicas como la ideada por Diego de León para volar un puente que suponía el sistema de abastos tradicional de la zona de Belascoain, consiguiendo la victoria sobre el terreno [5] .

Para los profanos podemos compendiarlo así: se trata de ir más allá de las puras lógicas de guerra (si es que existe alguna), y juntar un equipo interdisciplinar (matemáticos, físicos, psicólogos, geógrafos, etc.) para conseguir trazar estrategias para minimizar los daños entre la población civil, así como intentar que los abastos y comunicaciones se dificulten lo menos posible, pensando en vías alternativas a las que tradicionalmente se venían usando.

Salvavidas con la inscripción “bomberos”, enfrente del Bode Museum de Berlin, anunciando la exposición Siria y Antoquía. Foto: María Zozaya.

Desde mis modestas incursiones en el mundo de las conferencias para emprendedores (Future Lab,  RondaForum, Websummit), he sumado a mis estanterías algunos imperativos de la necesidad de emprender. A estas les añado las ventajas de las tecnologías digitales, que están provocando una revolución que abarca desde las ciencias sociales (con las humanidades digitales), hasta la economía diaria y  las formas de relacionarse cotidianamente, centradas en las denominadas redes sociales (que afortunadamente han conseguido dar alarmas de ciudadanos perseguidos desesperados ante la incapacidad de actuar de la ONU).

Y encuentro un panorama casi alentador si lo enfoco desde la perspectiva operacional, donde los emprendedores y genios podrían estar maquinando soluciones contra las guerras, unidos en una plataforma digital. Se trata de poner a un grupo de emprendedores a pensar sobre el problema, centrándose en las vías de minimizar los riesgos, los daños, así como en la manera de movilizar a las poblaciones cercanas para buscar formas ayuda. El problema aparece con las variables, pues cada cual ha de estar diseñada para cada conflicto, que desde hace tiempo no aborda sólo a Siria, que es de los más conocidos, sino que se extiende por Nigeria, Angola, Yemen y tantos otros lugares que ni siquiera sabemos que existen.

Libro de rezos sirio, origen en Tur´Abdin (Turkía), de base sirio aramea, año 1241. Museo de Pérgamo en Berlín. Foto: María Zozaya.

La clave a mi juicio, está en el empleo de forums internacionales mediante las vías digitales, desde las redes hasta las aplicaciones eficientes para solventar problemas concretos (aunque hayan nacido con otra funcionalidad, como hackity). Fórums que a la vez consigan lidiar con la potencial falta de medios en esos lugares afectados por la guerra o las limpiezas étnicas, que permiten recordar que las amenazas de la barbarie contra la civilización y la cultura sólo pueden ser frenadas por quienes tienen recursos para apoyar la democracia y la convivencia.

Así, una vez que se muestra que las desperadas acciones de la ONU dejan de funcionar, el recurso ha de estar en el mundo digital, ese que llega a todos haciendo un click y con la generosidad de la gente al compartir la información, tan necesaria para las cortinas de humo que deja el precio de los cohetes y la armamentística de guerra en Europa[6].

Book of alexander in arabic. Libro de Alejandro el Grande (cuando llega a Judea y es recibido por judíos con la Torah), historia oral común en Europa y mundo Árabe. Ilustraciones de taller cristiano en Egipto, S. XVII. Museo de Pérgamo, Berlín. Foto: María Zozaya.
Aquí van algunas de las sugerencias como simples paliativos, vinculadas a otras experiencias históricas de guerra y exilio, que llamamos “IDEAS 4WAR”:

-Aplicación Hackity, que ya ha sido empleada con refugiados para encontrar los lugares de comida y abascecimiento o descanso.

Acoger, adoptar o proteger temporalmente niños refugiados, cuestion aparentemente más urgente en Europa con pequeños sirios. Históricamente el fenómeno de los niños de la guerra en España dio resultado con todos sus riesgos: desde el más conocido de Rusia (cuyos problemas quedan retratados en la película ISPANSI); al más desconocido de los quáqueros a inglaterra (a que recurrieron con éxito los Zozaya Stabel-Hansen, antepasados de quien escribe estas líneas); u otros más cercanos de carácter más temporal, como el realizado atiguamente en la temporada de verano con los pequeños embajadores del desierto saharauis en España. Esta vía puede ser especialmente resolutoria para familias que están en lista de espera de niños adoptivos.

El big Brother “WarNo Connection”: sería una aplicación que aquí aventuro (inspirada en Hackity) con la cual movilizar informacion sobre las necesidades más urgentes desde concentraciones de personas en las ciudades (manifestaciones que sumasen el boca a boca inmediato a la tecnología digital), que como indignados desde Madrid revolucionaron pacíficamente el mundo, con gente que creía en el proyecto democrático, epiceno, critico, respetuoso y renovador (como mi amigo el médico Fernando Casado, quien por ser hijo del actor Fernando Rey me inspira el homónimo de su famosa película que podría dar título al proyecto). Sería necesario unir a especialistas en el mundo digital para idear ese “WarNo Connection”, que estructurase formas de movilizar a ciudadanos del mundo, vías de recaudar dinero y apoyos (más allá de los recuperados con el esfuerzo de las organizaciones que ya trabajan incansablemente para ello). En esta red sería esencial el papel Sirio:

-Colaborar mano a mano con refugiados sirios con preparación -mencioné varios al principio y habrá muchos más- para intentar ingeniar respuestas y solucionar problemas con vías que consideran plausibles. Mi  visión es que continúan en estado de shock post traumático de guerra y están bloqueados (porque tienen allí a sus familias), pero sólo ellos creo que pueden ayudar a encontrar a Europa la vía de salida de emergencia.

Libro de cantos copto (Antiphonar). Con aclaraciones en árabe (para ser más fácil de entender para los creyentes). Egipto, S. XVIII. Museo de Pérgamo, Berlín. Foto: María Zozaya.

-Movilizar a la red concienciando sobre el valor de la paz: poner a todos los miembros de Hypotheses, Wikipedia, Ideas4All y plataformas de inteligencia colectiva equivalentes, a publicar ideas o informaciones desde sus especialidades y diferentes naciones, para movilizar hacia la democracia y aclarar sobre los problemas de la destrucción de la guerra.

-Concienciar sobre los intereses actuales que conducen a la guerra de los países, y consiguen que presidentes apoyen la muerte de civiles de otros continentes. Hace años el gran Daniel Cohon-Bendit [7] estuvo inmerso en intensas campañas de denuncia de la venta de armas, llamando a la necesidad de unirse contra los múltiples intereses del capitalismo. A esto añado yo un comentario. Una vez que se muestra que dichos intereses son inviables (pues la crisis continúa), cabe una  pregunta retórica: no será la paz la única vía de traer prosperidad a los pueblos, sin ventas de armas que sólo contribuyen a la destrucción del mundo?

Citas del Inicio del libro de G. Kirkpatrick “War, what for?”, 1910.

 

Notas al pie:

[1] Vidal Cohen , La recherche operationelle. Que sais-je?, n. 941, París, PUF, 1995.

[2] Emmanuel Caillaud, Recherche Opérationnelle pour le Génie Industriel Master Génie Industriel, 2015. (http://emmanuel.caillaud.pagesperso-orange.fr/Emmanuel_Caillaud/Accueil_files/RO%202015%20version%20courte.pdf )

[3]   Vidal Cohen , La recherche operationelle. Que sais-je?, n. 941, París, PUF, 1995.

[4] Maria Zozaya, Diario de Guerra y Prisión del Ingeniero Jos Viaje y prisión del ingeniero militar José María Román durante la Guerra de la Independencia (1808-1814)Madrid: Fundación Lázaro Galdiano y S, 2008. ISBN:978-84-96411-50-0; 209 pp. Dspace: http://hdl.handle.net/10174/8840

[5] Estrategia condecorada con la concesión del título de conde de Belascoáin. Al respecto: María Zozaya, El Casino de Madrid: ocio, sociabilidad, identidad y representación social. Madrid: UCM,  2009; ISBN: 978-84-669-3190-8; 3 Vols. 854 pp.

[6] Citamos un libro cuya primera edición fue antes de la I Guerra Mundial, y nosotros hemos manejado la de: George G. Kirkapatric, War, What For?, Ohio, West Lafayette, Kirkpatrick, 1913.

[7] Daniel Cohn-Bendit, “Réfugiés : Dany demande des explications à Sarkozy”. Europe 1, 2015.

Sugerencia de cita:

María Zozaya, “La recherche operationelle” Digital. Disminuir los efectos de la guerra?”, Ingenieros prisioneros, ISSN 2444-8060, 01 Sept 2017 (https://ingenieros.hypotheses.org/153).

Invitación a autores

th  Apartado de colaboraciones 

Se abre la posibilidad incluir colaboraciones de otros autores en este espacio web de OpenEdition ideado por Maria Zozaya-Montes, Ingenieros prisioneros, ISSN 2444-8060.

Este apartado está creado especialmente para invitar a diferentes autores a colaborar enviando resúmenes de sus libros más destacados o de sus últimos artículos sobre prisioneros de guerra. Los idiomas son el francés, inglés, portugués, italiano y español (al que traduciremos una breve introducción). Irán siempre con la firma y el enlace del autor. Es ideal si los contenidos son referidos a prisioneros de élite (y concretamente de la rama cualificada de ingeniería), preferiblemente entre 1760 y 1920.

Envíen sus propuestas a : mariazozaya.historia@gmail.com

O por vía de mensaje personal en: Academia.edu

Con el asunto: POWS-Ingenieros prisioneros (colab)

 

Informaciones necesarias para que publiquemos su entrada en esta página:

1-Resumen en documento de word:

-Recomendamos título breve para la entrada

Resumen de medio folio a un folio en documento de word (Times new Roman, size 12). El texto siempre irá firmado por el autor.

Véase un ejemplo en español o en inglés.

2- Dos Imágenes: preferiblemente un grabado y un cuadro de la época (relacionado con el texto enviado sobre los prisioneros).

Es obligatorio escribir la procedencia de las imágenes para colocar en los créditos a la hora de editar (fotógrafo o institución, origen de la imagen: museo, título del cuadro, pintor….)

3- Enlaces: mínimo 2 enlaces relacionados con el trabajo que vamos a publicar del autor y otros dos vinculados al propio autor (Universidad, página con biografía reciente o de alguno de sus trabajos de prisioneros).

4- Una breve biografía del autor de 4 líneas

flageng   To read “International collaborations” in english click here

 

article-0-05c9f814000005dc-539_468x347

Fuente: Masons, Ben Robinson for The Daily Mail.

PRIWA: formas de vida, humanidad y tristezas en los prisioneros de guerra de las naciones borbónicas e Inglaterra, S.XVIII

El presente título remite al proyecto sobre prisioneros  titulado “Prisoners of war between the Bourbon nations and the United Kingdom during the 18th Century: ways of life and humanity in misfortune” (“PriWa”), ideado por el doctor  Evaristo Martinez-Radío Garrido. Según las propias palabras del investigador, el proyecto:
“Parte de una concepción comparativa a nivel internacional para dar a conocer puntos de vista de un mismo fenómeno sobre  los protagonistas de la guerra anónimos .
Reúne documentación de distintos países, en este caso más borbónicos con el Reino Unido. Teniendo en cuenta que el destino del capturado en campaña en el siglo XVIII podía ser muy distinta según las normas morales de la época, según cómo hubieran depuesto las armas, su religión, grupo social y honor de ambos contendientes -esto es, tanto del capturado como del captor-. Así, los prisioneros, dependían totalmente de la aplicación de tales normas que no necesariamente estaban escritas y la viariedad de situaciones podia ser amplia, desde grandes crueldades hasta aspectos que hoy llamarían la atención por laxos. Aquí, nos fijamos más en las concepciones racionales de la época y en los deberes de los captores de facilitar manutención, asistencia sanitaria e higiénica a los cautivos.
Dartmoor Prison and English Barracks. Fuente: The British Library (ver créditos)
Este punto es interesante porque, no solo afectaba tanto al militar vencedor y al propio desafortunado (calificativo que en ciertos casos es ciertamente relativo), sino también a la población civil y lugares donde se albergaron, pues debían proveerlos de tales medios e incluso ser responsables de su custodia. Obviamente, esto afectaba seriamente a su rutina diaria, pues no se puede perder de vista el contexto histórico, las mentalidades de la población (eminentemente rural) y económico de la época. Es decir, esa forma de vida de la gente del común que se ve sorprendida y obligada a mantener a alguien que en principio podia ser su enemigo –concepto que tiene diferentes puntos de vista y que también se verá afectado a fines de centuria por la Revolución Francesa- y no compartía ni su lengua ni religion.
Con todo y sin embargo, a pesar del horror de lo que supone una Guerra, lo cual también se muestra en el proyecto, hubo lugar para el respeto y el honor, que mitigaba su situación (cuando se daba). Debemos entender entonces que el destino de un prisionero no era necesariamente desgraciado y hubo lugar para la humanidad. Con estas variantes, detectamos una evolución de tales normas morales desde el principio de la centuria hasta la Revolución Francesa, como se acaba de mencionar, que tundra su continuación ya en época napoleónica. Es un momento de gran interés pues el prisionero de Guerra, hasta ese momento un professional o un campesino movilizado por ejemplo, se convierte en enemigo politico. Esto tendrá repercusiones en el trato con y hacia él.
Porchester Castle Hampshire (que albergó prisioneros franceses). Fuente: The British Library (ver créditos)
Este ambicioso proyecto, entonces analiza las diferentes formas de cautividad, teniendo en cuenta los contextos politicos y culturales del momento. Pero contempla también otros aspectos, así fijándose en cómo el fenómeno de los prisioneros afectó a la población civil, a su vida familiar y la repercusión en sus lugares de origen o el diverso impacto psicológico que se puede detectar en ellos. Otro punto destacado es el análisis en la evolución de las raíces de las leyes de la guerra antes de las más conocidas del siglo XX, pero que no se pueden entender sin tales raíces en el XVIII. Como decimos, es ambicioso, pero el Dr. Martínez-Radío no parte de cero, lo cual es una ventaja.
Con todo, tal proyecto constituye una aportación a nivel general y gran oportunidad a nivel particular que le permite seguir formándose y aprendiendo,en este caso en la Universidad de Warwick, con el equipo de la doctora Astbury”. (1)
“Prisioneros”, por Scultori, Giovanni Battista (1503-1575), 1773. Fuente: BNE (ver créditos).

Sobre el autor del texto, Martínez-Radio:

“El pasado sábado 1 de julio, el Dr Evaristo Martinez-Radío Garrido comenzó sus labores respecto haber conseguido un contrato postdoctoral Marie Sklodowska-Curie Actions Individual Fellowships (IF), call: H2020-MSCA-IF-2016, de la Unión Europea. Tiene como objetivo desarrollar el proyecto de investigación “Prisoners of war between the Bourbon nations and the United Kingdom during the 18th Century: ways of life and humanity in misfortune” (“PriWa”), con base en la Universidad de Warwick (Reino Unido), en el equipo de la Dra. Katherine Astbury y contempládose igualmente una estancia de 6 meses en la Blaise Pascal (Francia) con el Dr. Philippe Bourdin. Lleva asociado docencia internacional así como la organización de actividades como congresos, cursos y publicaciones. De hecho, ya está embarcado en la organización de un seminario sobre los cautivos en la guerra, con el título provisional de Prisoners of war and Human Rights in Europe before Geneva: 17th-19th centuries, que está previsto que tenga lugar a finales de octubre con expertos internacionales.” (2) 

http://www.verbum-analectaneolatina.hu//cikk.php?id=477

 

Créditos:

Título en negrita: trabajo de edición de María Zozaya

(1) y (2) Texto sin negrita: Evaristo Martínez-Radio

Imágenes facilitadas por Evaristo Martínez-Radío:

-Cabecera y primera imagen: “Dartmoor Prison and English Barrack”,  The British Library. Description: View from above showing the layout of Dartmoor Prison and a barracks for English soldiers. 1810; Exhibition: King George III Topographical Collection.

-Segunda imagen: “Porchester Castle Hampshire” The British Library Description:  A significant fort since the Roman era, Porchester castle remained in continual use for several centuries. Creator: Grose, Francis; Date: 16/07/1779. From exhibition: King George III Topographical Collection.

 -Tercera imagen: Prisioneros”, por Scultori, Giovanni Battista (1503-1575), publicado en 1773. Fuente: Biblioteca Nacional de España.

Sugerencia de cita de esta entrada

Evaristo Martínez-Radío, “PRIWA: formas de vida, humanidad y tristezas en los prisioneros de guerra de las naciones borbónicas e Inglaterra”, Ingenieros prisioneros, 2444-8060 (1-08-2017).

“Spreading Ideas”. Prisioneros captan y difunden el ideal del liberalismo.

”Spreading Ideas. The Intellectual Movement Throughout the Spanish Captives in France (1809-1836)” fue el título

de la ponencia expuesta por María Zozaya en el II International Symposium of the Nineteenth-Century Hispanists Network  (con 21 participantes internacionales en el aulario la Bomba en Cádiz.

“Difundiendo ideas.  El movimiento intelectual de los grupos profesionales cautivos en Francia (1809-1836)” fue la perspectiva tratada por María Zozaya, de un fenómeno que hasta la fecha es bastante desconocido y ayuda a explicar parte del movimiento del ideario liberal o conservador entre exiliados y cautivos cuyos efectos han perdurado hasta bien entrado el siglo XX .

Zozaya expuso parte de sus investigaciones sobre los españoles que cayeron prisioneros del estado napoleónico durante las guerras contra Francia.  Se centró en los cuerpos medios de los grupos de militares y de ingenieros militares, con especial incidencia en los que lucharon en Zaragoza y fueron cogidos prisioneros entre 1809 y 1816. Esta experiencia fue recogida en buena medida por José María Román, quien redactó un diario personal en donde relató la experiencia colectiva intelectual en Francia. Debido a la libertad de movimientos de que gozaban los prisioneros, éstos podían asistir a las bibliotecas, a los museos, a las universidades y a sociedades académicas equivalentes. Dado que se trataba de individuos de gran preparación técnica y conscientes de la importancia de los valores del mérito y la formación, la mayoría de ellos aprovecharon las oportunidades académicas que les brindaba el país vecino.

Como demuestra Zozaya, a su regreso a España, entre 1814 y 1816, aquellos importaron las ideas, preparación y técnicas que habían adquirido en el país vecino. Así puede registrarse al menos hasta la fecha de 1836, por publicaciones, reconocimientos académicos de Francia o incluso cuando les otorgaba la prestigiosa “Legion d´honneur”. Pese a la importancia de aquel préstamo e intercambio cultural, esa parte de la Historia ha quedado oculta, debido a que al regreso de su cautiverio los prisioneros podían ser acusados de afrancesados, por lo que dejaron en la penumbra aquella experiencia. Una experiencia que habla de unión de naciones más que de guerras y enemigos, objetivos que sin embargo predominaron en la política estatal desde Fernando VII para defender valores como la patria y el nacionalismo. Esas partes del pasad, ocultas por la historiografía oficial imperante en un pasado muy cercano, se están rescatando gracias a estos congresos organizados en la UCA  (Éste tuvo lugar el 18/19-V-2012).

Créditos:

Esta investigación comenzó a realizarse en el marco del proyecto científco dirigido por Francisco Villacorta sobre “Grupos profesionales, corporativismo y políticas sectoriales del estado durante la dictadura de Primo de Rivera”. Ref.: HUM 2007-62675/HIST (CSIC, IH-CCHS, 2007- 2011). Pudo concretarse como output de exposición ante la comunidad científica internacional gracias al apoyo del proyecto dirigido por Francisco Villacorta: “Movimientos sociales, corporativismo y políticas públicas en España en el periodo de entreguerras (1918-1939). Un análisis de los discursos y prácticas culturales de lo social” (CSIC-CCHS, 2012-2014). Ref.: HAR2011-27290.

Premio de la Real Academia de Ingenieros

La Real Academia de Ingeniería, que es hija de la que fue constituida en 1804 (por decreto de Godoy de 1803) como Real Academia de Ingenieros Militares y Minadores Zapadores.
Tras unificaciones y cambios su sede principal sigue activa,

tanto por su política de puertas abiertas del patrimonio arquitectónico, con las muestras del interior del palacio del Marqués de Villafranca, decorado por el polivalente Arturo Mélida (calle Don Pedro), como por su promoción de los jóvenes talentos de la ingeniería.

En este sentido, sigue abierto su principal galardón anual hasta el 31 de mayo, la octava edición de los premios “Agustín de Betancourt y Molina” y “Juan López de Peñalver”, dirigidos a investigadores y a profesionales centrados en diversas áreas de la ingeniería española.

El galardón en sus diversas modalidades conlleva una cuantía de 6.000€, y remite a los trabajos realizados en los últimos años por los jóvenes investigadores que tengan hasta cuarenta años, cuyas investigaciones sean individuales o en equipo, Puede consultar las bases haciendo click en este documento en Pdf Convocatoria Premios JJ. Investigadores 2017

Para más información, recomendamos entrar en la página sobre los amigos de la ingeniería, ver el enlace que remite a la Real Academia de Ingeniería, o escribir sus preguntas al correo electrónico: secretaria@raing.es

  Créditos

Autor de la entrada: María Zozaya

Imagen superior: Cuadro de un ingeniero. Procedencia, Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Foto María Zozaya

                                            

Call 4 Collabs

flageng   International collaborations

 

Digital Space to invite different authors to write about POWs in English, French, Spanish or Italian to this OpenEdition web site of Maria ZozayaIngenieros prisioneros, ISSN 2444-8060.

Dear researcher, you are welcome if you want to write a post with an abstract of your better book about prisoners of War (POWs) or any recent article specialized in prisoners, ideal if it’s about elite prisoners of war. Preferably prisoners from 1760 to 1920 (when last prisoners of 1st World War returned to their homes).

Please send an email to: mariazozaya.historia@gmail.com

Or send a message to María Zozaya via: Academia.edu

Informations required:

1-Abstract in word: half a page (Times new Roman, size 12) in word document. The text will be allways signed by the author.

We reccomend to write a short title for the page.

See aun ejample in spanish or  english.

2-Two Images: preferable engravures or pictures (related to the POWs text). Credits of the images are mandatory (photo, and origen of the image: museum, author, painter….)

3-Links: minumum 2 links to the work of the author, plus 2 links of the job of the author (University, recent CV page or work in POWs).

4- A short CV or biography of the Author

*

th  To see: “Apartado de colaboraciones” (spanish) click here 

 

article-0-05c9f814000005dc-539_468x347

Fuente: Masons, Ben Robinson for The Daily Mail.

Ecos prisioneros… en Rusia

 Por Maria Zozaya

El mundo académico occidental tiene un gran ombligo, y este ombligo pertenece a una persona de habla inglesa. Desde finales del siglo XIX en que el mundo británico impuso su hegemonía en parte de las colonias, y Estados Unidos hiciera lo propio en el tiempo de la Guerra Fría,  el idioma que domina al resto del mundo parece ser el inglés. Y ese dominio lingüístico se vincula a otros fenómenos de  separaciones, como puede ser la del distancia con el mundo del Este. Es poco común ver congresos europeos donde aparecen personas rusas, ucranianas o rumanas para compartir en este modesto horizonte ecuménico sus resultados de investigación.

Un congreso que reunió a personas de América, Europa del oeste y del Este tuvo como anfitrión a Napoleón, o más bien al estudio de su figura, que logra congregar personas del amplio occidente. Se trataba del X Congeso de la Napoleonic Society (INS), congregado por la Academia de Ciencias de Moscú. Al reunir a grandes especialistas de la época napoleónica muestran el verdadero calado internacional de aquel estratega. Asimismo, reflejaron condiciones de sus prisioneros en diversos lugares por los que anduvo conquistando.

Las intervenciones fueron variadas,  desde Rusia (Nicolai Promsolv,  Elena Khonineva), Ucrania (Dimitri Korchokoff, Iaroslav Chornogor), Georgia (Ivane Menteshahvili), Polonia (Tomasz Klauza) o Latvia (Anita Cerpinska) hasta América (David Markman, Alexander Grab, Luke Dalla Bona…), Holanda (Johan Joor), Inglarerra (Allon Forest), Francia (Thierry Lentz, Romain Buclon), Israel (Allon Klebanoff), Sud África (Olivier Lamens) o España. En este caso, quien escribe estas líneas, ya fue recibida como honourary fellow en la Societé Napoleonienne Internátional tras su intervención en el Congreso de Malta en el Corinthya Palace en 2010 sobre los ingenieros prisioneros en Nancy.

El apartado que trató María Zozaya (como puede verse en la conferencia en el vídeo), es el que le viene ocupando desde que hace cinco años le encargasen la edición crítica del diario inédito de viaje del ingeniero José María Román. Ha ido ahondando en las vicisitudes de su viaje, en este congreso trató de la visión afectiva para él y sus compañeros en tiempo de prisión del Estado Napoleónico, resaltando que eran los ciudadanos quienes, en el roce cotidiano durante los más de cuatro años que convivieron con ellos, estrecharon lazos de unión que han sido normalmente ocultados por la historiografía oficial de corte nacionalista. Para más información sobre estas cuestiones,  el Congreso o sus intervenciones en el mismo, véase su site: http://sociabilidad.hypotheses.org/

En aquella conferencia cito un pasaje que mostraba la tradicional enemistad y el tratamiento normal de los prisioneros, en este caso del padre del famoso militar Anselmo Bláser. Pero el caso contrario también se dió, el de los ingenieros militares que tuvieron que ocultar experiencias de cautiverio positivas, que aquí se tratan.

Impartió otra conferencia, en este caso sobre el uso nacionalista de aquella guerra. Ambas conferencias salieron en las dos publicaciones siguientes:

-María Zozaya, «Враг и граница: изменения образа «Другого». («L’ennemi et la frontière : transformation de l’image de « l’autre »; Traducido al ruso por E. Prousskayaё) , en Annuaire d’études françaises, “La campagne russe” de Napoléon, événements, images, mémoire, L’image de l’ennemi dans les guerres napoleoniennes: propagande, perception, memoire. Russian Accademy, Moscow, 2013, pp. 115-126. ISSN 0235-4349

-María Zozaya,  «Война за создание нации? Испанская историография войны на Пиренеях 1808-1814 гг» («Une guerre pour la naissance d’une nation ? L’historiographie espagnole
des guerres des Pyrénées en 1808-1814»), en Annuaire d’études françaises, La campagne russe” de Napoléon, événements, images, mémoire. Les guerres napoleoniennes dans les historiographies nationales d´Europe et d´Amerique. Russian Accademy, Moscow, 2013; pp. 328-338. ISSN 0235-4349.

Pronto estarán disponibles en academia.Edu para que las bajes gratis

*

Créditos:

Vídeo: Academia Rusa de Moscú. Agradecimientos a Nikolai Promslov

FotoSuperior: lanzamiento de globo en la Place Stanislas de Nancy (referida por José María Román en su diario) Blog Notre Famille

Más allá de la fronteras

Por María Zozaya

Más allá de las fronteras existen lazos solidarios en tiempos de guerra. A veces se desconoce si las hay, pero la única vía es huir del infierno que se presenta en el lugar donde se vivía.

Pese a los avances de las democracias sigue siendo un tema de lamentable actualidad, la salida de emergencia al país vecino, aún cuando se cuente con la incertidumbre del destino inmediato. En el pasado, a menudo fue la senda de un río o un puente de frontera el que llevó al camino de la salvación. Diversos libros y publicaciones se han hecho eco de las ayudas que entre pueblos se han tejido, ayudas más allá de las fronteras, de las exclusiones políticas, de las razas y de la sangre.

En el caso hispano luso, ya desde el siglo XIX los lazos venían proponiéndose con los postulados del Iberismo.

proponían la unión de ambas naciones sobre la base de elementos de unión cultural comunes, como la lengua, la música, y las ideas de raza que primaban en el pasado . Si bien ya existían lazos de ayuda con anterioridad, la Guerra Civil española de 1936 fue testigo de arriesgados apoyos de solidaridad, en que quienes protegían dejaban de lado su propio instinto de supervivencia para proteger al pueblo vecino.

Ese tipo de actitudes fueron más comunes, afortunadamente. Abundaron en la Galicia de la frontera, ya fuese en zulos, falsas paredes o incluso bajo el hueco donde se acomodaba a la vaca. Este tipo de ayudas singulares, diferentes todas pero iguales en sus objetivos solidarios, se han dado con más frecuencia en tiempos históricos de crisis, como hemos podido estudiar en la Francia napoleónica con los ingenieros prisioneros de élite, donde los vecinos a menudo escondieron a grupos de suboficiales que llevaban años conviviendo con ellos.  Ingenieros que comenzaron en sus casas en régimen de cautiverio y que terminaron en régimen de amistad. A menudo es necesario rescatar ese tipo de ayudas  por parte de los Estados, en vez promover actitudes de fronteras cerradas.

El presente documental habla del mismo caso en el pueblo de Barrancos, situado en la frontera entre Extremadura y Portugal. Muestra la ayuda que brindó secretamente Portugal hacia los españoles que huían del franquismo. La encontraron siguiendo el río, por un lado gracias a la solidaridad de los pueblos vecinos en Extremadura. Por otro lado, dependió de la movilización de una persona, del teniente António Augusto de Seixas, pese a su dependencia del régimen de Salazar.

La sinopsis del documental que pueden ver clickando la imagen (procedente de Producciones Mórrimer) es el siguiente:
“Septiembre de 1936. Los últimos pueblos republicanos situados junto a Portugal son conquistados por las tropas del general Franco. Al igual que en Badajoz y otras poblaciones, la represión que desatan es brutal. El apoyo del dictador portugués Salazar a los golpistas no hace aconsejable huir hacia Portugal, pero para muchos es su única salida. De esta manera, cientos de personas deciden cruzar la frontera perseguidos de cerca por los sublevados. El procedimiento habitual de las autoridades portuguesas es entregarlos a sus aliados franquistas, que proceden a fusilarlos sin tardanza. Sin embargo, gracias a la humanitaria intervención del teniente portugués António Augusto de Seixas, se crean dos campos de refugiados junto a la localidad de Barrancos para alojar y proteger a este grupo de españoles”.

*

Créditos:

Agradecimientos a Fernando Moital tanto por facilitar el documental como el libro: de Francisco Espinosa Mestre, Barrancos en la encrucijada de la Guerra Civil Española, 1936,  Extremadura, Editora Regional, 2009.

Foto superior: Puente Algures, de Melgaço, entre el Miño y la sierra (Fuente: Blog Melgaço)

Rescatar los momentos oscuros en la trayectoria biográfica?

Por Maria Zozaya

Las biografías pueden servir para aportar luz sobre una determinada época (1). Pero, a mi juicio también las sombras pueden aportar relevante luz sobre una historia de vida, como estudio siguiendo las trayectorias enlazadas de dos ingenieros militares que vengo tratando hace un lustro.

En el vídeo puedes ver la conferencia concreta aquí resumida (UCA, 2014).

El momento oscuro de una biografía a menudo es dejado de lado cuando se quiere recuperar a un personaje o cuando se quiere rescatar su trayectoria vital. Los pasajes malditos a menudo quedan en el tintero del olvido por dos motivos principalmente. Primero, porque se desconozcan las fuentes sobre esa etapa negativa para el personaje (fuentes que pudo ocultar el mismo para no ser reprimido en su época); segundo, porque se le otorgue poca importancia a esos duros momentos al considerar que no contribuyeron a darle relevancia. Paradójicamente, esos momentos que se consideran oscuros pueden ser de gran utilidad -como digo- para aportar luz sobre la vida y el contexto del biografiado y del biografiador. Así lo mostré en I Congreso Liberal sobre La represión absolutista y el exilio (Cádiz, 6-8 mayo, 2014) desde la moderna perspectiva de la biografía cultural. En la presentación «Joaquín Blake y José Mª Román, trayectorias paralelas en el exilio”, analicé la estrecha unión de ambos personajes en el momento oscuro de la depuración de Fernando VII, tras el periodo Constitucional de 1812 (represión de 1814-1816), y tras el Trienio Liberal de 1820 a 1823, con el exilio de ambos personajes de 1823 a 1827, cuando purgaron con las vejaciones del rey el haber profesado ideas constitucionales en los mencionados periodos progresistas.

Román, aquel profesor de la Real Academia de Ingenieros de Alcalá de Henares, junto a Joaquin Blake, quien fuera jefe del Cuerpo de Estado Mayor y Regente del Reino durante las Cortes de 1812, unieron sus trayectorias profesionales desde 1803. Con las guerras napoleónicas sufrieron respectivos cautiverios en Francia (de 1809 y 1812 y Blake de 1812 hasta 1814). Tras su regreso en 1814 y tras la depuración Fernandina en la Real Academia de Ingenieros de Alcalá de Henares, volverían a unir sus trayectorias profesionales y de sociabilidad, que quedaron selladas por sus redes familiares desde el matrimonio de Román con Inés Blake en 1817. Durante el Trienio Liberal (1820-1823), Blake tuvo de nuevo protagonismo en el mundo constitucional, y que fue secundado por Román,lo cual iba a ser reprimido con el retorno del absolutismo de Fernando VII en 1823. Entonces consagraron la unión de sus trayectorias desde el duro exilio de 1823, viaje que emprendieron juntos debido a su comunión de intereses y a su unión forjada por la sociabilidad cotidiana. Esa dura historia que sufrieron ambos fue narrada por José María Román, en diversos documentos que compondrían una biografía de Joaquín Blake, donde indirectamente realizaba la exaltación del mártir del sistema constitucional.

Siguiendo en profundidad ese recorrido de la complicada historia de Joaquín Blake durante la represión, al ver sus elementos de unión, y al analizar el modo en que Román hablaba de las dificultades de Blake (por las vejaciones del rey), concluyo que en el fondo Román estaba ensalzando a Blake y justificando sus actuaciones para intentar dejar impoluto el prestigio familiar a través de la memoria. Una memoria que le concernía en primer plano, pues estaba intentando limpiar “las manchas” de la represión fernandina y el exilio con argumentos constitucionales que tendían a dejar impoluta su propia memoria. Así, considero que el motivo de realizar la biografía de Joaquin Blake era “de primera persona”, porque debido a sus redes matrimoniales con su hija, en el fondo Blake se había convertido en el depositario del linaje de Román. Es decir, Blake, el otro, “la segunda persona”, era quien contaba con el más importante ascendente familiar y de sangre, tenía el pedigrí del católico perseguido, además de que era quien detentaba el prestigio profesional como ingeniero creador del Estado Mayor. En definitiva, el rescatar el brillo biográfico de Blake, suponía rescatar su propio honor, pues a mi juicio Blake era el espejo en que se miraba Román, y al escribirle la biografía redactaba parte de la suya.

(1)   Como retomaron Isabel Burdiel y Colin Davies de los victorianos eminentes de Strachey, en El otro, el mismo, biografía y autobiografía en Europa (s. XVI al XIX).Valencia, Universidad, 2005.

Créditos de la Imagen: BNE, mapa de la Batalla de la Albuera, explicación justificativa de Joaquín Blake en un momento en que fue encumbrado como héroe, 1811.

Ingenieros, y prisioneros

Ingenieros prisioneros; o ingenieros, y además prisioneros.

Este sitio web se centra en el estudio y divulgación de la Historia de los grupos de la Élite que fueron cautivos en tiempo de guerra, sus antecedentes biográficos y los resultados en la larga duración de aquella experiencia. Aborda más tipos de prisioneros de élite.

Cronológicamente está centrado en la contemporaneidad, basándose en tiempo de las guerras napoleónicas (1808-1816), aborda los antecedentes históricos (1780-1840) de aquellos ingenieros y la impronta profesional que dejaron dichos prisioneros para la posteridad. Igualmente, en esta página se contemplan en general los prisioneros de la Edad Moderna hasta la Primera Guerra Mundial (1750-1920).

Centrado en las Guerras napoleónicas como decimos, se basa principalmente en el grupo de suboficiales que salió de la Real Academia de Ingenieros Militares de Alcalá de Henares. Analiza y difunde la trayectoria de varios de los personajes que compartieron aventuras a raíz de esa vinculación profesional concreta, y especialmente a raíz del cautiverio francés. Se centra en los casos del teniente José María Román y del Capitán General Joaquín Blake, dado que establecieron redes de sociabilidad, alianzas familiares, y colaboraciones profesionales. Establece relaciones y comparaciones con otros miembros de aquel grupo y otros ingenieros que fueron prisioneros de élite en la etapa. Analizando diversas facetas de su formación (1780-1800), desarrollo profesional (1800-1830) y familiar (1830-1890), estudia el comportamiento de este grupo profesional en el paso del Antiguo Régimen al Liberalismo.

Varias imágenes resumen los contenidos de este site.

La actual de cabecera es un fragmento del cuadro del ingeniero militar Luis Bertucat, pintor e ingeniero militar

que fue teniente de Dragones y sirvió en América, viste su uniforme y sustenta el plano de una fortificación con un trasladador de medidas (Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Foto: María Zozaya).

La imagen que encabeza la presente entrada es la de Jasón y los Argonautas al partir de la Cólquida

cuadro realizado por Ercole de Roberti (Museo Thyssen Bornemysza, Foto: María Zozaya) que en los inicios nos permitió resumir el contenido de este espacio dedicado a los ingenieros prisioneros de guerra. El motivo es que, al igual que aquellos míticos viajeros, los ingenieros que en 1808 organizaron las luchas contra los ejércitos de Napoleón, tomaban su decisión de embarcarse de manera libre, dificultada por ir contra el poder que el rey otorgó a los Capitanes generales (pues iba en contra precisamente de la alianza que con Francia había hecho Fernando VII). Esa decisión, dependiente de su formación como ingenieros, iba a condicionar parte de su futuro en los próximos años en un cautiverio de élite cuyas condiciones y consecuencias queremos sacar a la luz con las diversas publicaciones de este blog.

Esta página nace a partir de la idea de concentrar los estudios y conferencias de María Zozaya sobre los ingenieros en lugar especializado, para lo que tomamos los contenidos de ingenieros en la web científica de sociabilidad y élites de Hypotheses, y en la de difusión de los trabajos académicos de María Zozaya. El objetivo es facilitar  la divulgación científica, conseguir el contacto con otros investigadores de la materia, y localizar descendientes de aquellos ingenieros.

Para promover el contacto con otros estudiosos de prisioneros hemos creado el apartado “Call for Collaborations” para que nos evíén los resúmenes (con imágenes) de las últimas publicaciones que tengan los autores especializados, si es tu caso y te interesa, contactanos por favor.

Los Argonautas abandonan la Cólquida. Ercole de Roberti (Ferrara, c. 1450-1496). Procedencia: Museo Thyssen Bornemisza. Foto: María Zozaya
Los Argonautas abandonan la Cólquida. Ercole de Roberti (Ferrara, c. 1450-1496). Procedencia: Museo Thyssen Bornemisza, Madrid. Foto: María Zozaya

Site for POWs studies. Desconocidos e ignorados por la historiografía, los ingenieros prisioneros durante la etapa napoleónica son el centro de análisis de este site, versado en el tránsito del Antiguo Régimen al Liberalismo y su desarrollo en la larga duración (1780-1920)