Archivo de la etiqueta: Vida en Prision

PRIWA: formas de vida, humanidad y tristezas en los prisioneros de guerra de las naciones borbónicas e Inglaterra, S.XVIII

El presente título remite al proyecto sobre prisioneros  titulado “Prisoners of war between the Bourbon nations and the United Kingdom during the 18th Century: ways of life and humanity in misfortune” (“PriWa”), ideado por el doctor  Evaristo Martinez-Radío Garrido. Según las propias palabras del investigador, el proyecto:
“Parte de una concepción comparativa a nivel internacional para dar a conocer puntos de vista de un mismo fenómeno sobre  los protagonistas de la guerra anónimos .
Reúne documentación de distintos países, en este caso más borbónicos con el Reino Unido. Teniendo en cuenta que el destino del capturado en campaña en el siglo XVIII podía ser muy distinta según las normas morales de la época, según cómo hubieran depuesto las armas, su religión, grupo social y honor de ambos contendientes -esto es, tanto del capturado como del captor-. Así, los prisioneros, dependían totalmente de la aplicación de tales normas que no necesariamente estaban escritas y la viariedad de situaciones podia ser amplia, desde grandes crueldades hasta aspectos que hoy llamarían la atención por laxos. Aquí, nos fijamos más en las concepciones racionales de la época y en los deberes de los captores de facilitar manutención, asistencia sanitaria e higiénica a los cautivos.
Dartmoor Prison and English Barracks. Fuente: The British Library (ver créditos)
Este punto es interesante porque, no solo afectaba tanto al militar vencedor y al propio desafortunado (calificativo que en ciertos casos es ciertamente relativo), sino también a la población civil y lugares donde se albergaron, pues debían proveerlos de tales medios e incluso ser responsables de su custodia. Obviamente, esto afectaba seriamente a su rutina diaria, pues no se puede perder de vista el contexto histórico, las mentalidades de la población (eminentemente rural) y económico de la época. Es decir, esa forma de vida de la gente del común que se ve sorprendida y obligada a mantener a alguien que en principio podia ser su enemigo –concepto que tiene diferentes puntos de vista y que también se verá afectado a fines de centuria por la Revolución Francesa- y no compartía ni su lengua ni religion.
Con todo y sin embargo, a pesar del horror de lo que supone una Guerra, lo cual también se muestra en el proyecto, hubo lugar para el respeto y el honor, que mitigaba su situación (cuando se daba). Debemos entender entonces que el destino de un prisionero no era necesariamente desgraciado y hubo lugar para la humanidad. Con estas variantes, detectamos una evolución de tales normas morales desde el principio de la centuria hasta la Revolución Francesa, como se acaba de mencionar, que tundra su continuación ya en época napoleónica. Es un momento de gran interés pues el prisionero de Guerra, hasta ese momento un professional o un campesino movilizado por ejemplo, se convierte en enemigo politico. Esto tendrá repercusiones en el trato con y hacia él.
Porchester Castle Hampshire (que albergó prisioneros franceses). Fuente: The British Library (ver créditos)
Este ambicioso proyecto, entonces analiza las diferentes formas de cautividad, teniendo en cuenta los contextos politicos y culturales del momento. Pero contempla también otros aspectos, así fijándose en cómo el fenómeno de los prisioneros afectó a la población civil, a su vida familiar y la repercusión en sus lugares de origen o el diverso impacto psicológico que se puede detectar en ellos. Otro punto destacado es el análisis en la evolución de las raíces de las leyes de la guerra antes de las más conocidas del siglo XX, pero que no se pueden entender sin tales raíces en el XVIII. Como decimos, es ambicioso, pero el Dr. Martínez-Radío no parte de cero, lo cual es una ventaja.
Con todo, tal proyecto constituye una aportación a nivel general y gran oportunidad a nivel particular que le permite seguir formándose y aprendiendo,en este caso en la Universidad de Warwick, con el equipo de la doctora Astbury”. (1)
“Prisioneros”, por Scultori, Giovanni Battista (1503-1575), 1773. Fuente: BNE (ver créditos).

Sobre el autor del texto, Martínez-Radio:

“El pasado sábado 1 de julio, el Dr Evaristo Martinez-Radío Garrido comenzó sus labores respecto haber conseguido un contrato postdoctoral Marie Sklodowska-Curie Actions Individual Fellowships (IF), call: H2020-MSCA-IF-2016, de la Unión Europea. Tiene como objetivo desarrollar el proyecto de investigación “Prisoners of war between the Bourbon nations and the United Kingdom during the 18th Century: ways of life and humanity in misfortune” (“PriWa”), con base en la Universidad de Warwick (Reino Unido), en el equipo de la Dra. Katherine Astbury y contempládose igualmente una estancia de 6 meses en la Blaise Pascal (Francia) con el Dr. Philippe Bourdin. Lleva asociado docencia internacional así como la organización de actividades como congresos, cursos y publicaciones. De hecho, ya está embarcado en la organización de un seminario sobre los cautivos en la guerra, con el título provisional de Prisoners of war and Human Rights in Europe before Geneva: 17th-19th centuries, que está previsto que tenga lugar a finales de octubre con expertos internacionales.” (2) 

http://www.verbum-analectaneolatina.hu//cikk.php?id=477

 

Créditos:

Título en negrita: trabajo de edición de María Zozaya

(1) y (2) Texto sin negrita: Evaristo Martínez-Radio

Imágenes facilitadas por Evaristo Martínez-Radío:

-Cabecera y primera imagen: “Dartmoor Prison and English Barrack”,  The British Library. Description: View from above showing the layout of Dartmoor Prison and a barracks for English soldiers. 1810; Exhibition: King George III Topographical Collection.

-Segunda imagen: “Porchester Castle Hampshire” The British Library Description:  A significant fort since the Roman era, Porchester castle remained in continual use for several centuries. Creator: Grose, Francis; Date: 16/07/1779. From exhibition: King George III Topographical Collection.

 -Tercera imagen: Prisioneros”, por Scultori, Giovanni Battista (1503-1575), publicado en 1773. Fuente: Biblioteca Nacional de España.

Sugerencia de cita de esta entrada

Evaristo Martínez-Radío, “PRIWA: formas de vida, humanidad y tristezas en los prisioneros de guerra de las naciones borbónicas e Inglaterra”, Ingenieros prisioneros, 2444-8060 (1-08-2017).

Más allá de la fronteras

Por María Zozaya

Más allá de las fronteras existen lazos solidarios en tiempos de guerra. A veces se desconoce si las hay, pero la única vía es huir del infierno que se presenta en el lugar donde se vivía.

Pese a los avances de las democracias sigue siendo un tema de lamentable actualidad, la salida de emergencia al país vecino, aún cuando se cuente con la incertidumbre del destino inmediato. En el pasado, a menudo fue la senda de un río o un puente de frontera el que llevó al camino de la salvación. Diversos libros y publicaciones se han hecho eco de las ayudas que entre pueblos se han tejido, ayudas más allá de las fronteras, de las exclusiones políticas, de las razas y de la sangre.

En el caso hispano luso, ya desde el siglo XIX los lazos venían proponiéndose con los postulados del Iberismo.

proponían la unión de ambas naciones sobre la base de elementos de unión cultural comunes, como la lengua, la música, y las ideas de raza que primaban en el pasado . Si bien ya existían lazos de ayuda con anterioridad, la Guerra Civil española de 1936 fue testigo de arriesgados apoyos de solidaridad, en que quienes protegían dejaban de lado su propio instinto de supervivencia para proteger al pueblo vecino.

Ese tipo de actitudes fueron más comunes, afortunadamente. Abundaron en la Galicia de la frontera, ya fuese en zulos, falsas paredes o incluso bajo el hueco donde se acomodaba a la vaca. Este tipo de ayudas singulares, diferentes todas pero iguales en sus objetivos solidarios, se han dado con más frecuencia en tiempos históricos de crisis, como hemos podido estudiar en la Francia napoleónica con los ingenieros prisioneros de élite, donde los vecinos a menudo escondieron a grupos de suboficiales que llevaban años conviviendo con ellos.  Ingenieros que comenzaron en sus casas en régimen de cautiverio y que terminaron en régimen de amistad. A menudo es necesario rescatar ese tipo de ayudas  por parte de los Estados, en vez promover actitudes de fronteras cerradas.

El presente documental habla del mismo caso en el pueblo de Barrancos, situado en la frontera entre Extremadura y Portugal. Muestra la ayuda que brindó secretamente Portugal hacia los españoles que huían del franquismo. La encontraron siguiendo el río, por un lado gracias a la solidaridad de los pueblos vecinos en Extremadura. Por otro lado, dependió de la movilización de una persona, del teniente António Augusto de Seixas, pese a su dependencia del régimen de Salazar.

La sinopsis del documental que pueden ver clickando la imagen (procedente de Producciones Mórrimer) es el siguiente:
“Septiembre de 1936. Los últimos pueblos republicanos situados junto a Portugal son conquistados por las tropas del general Franco. Al igual que en Badajoz y otras poblaciones, la represión que desatan es brutal. El apoyo del dictador portugués Salazar a los golpistas no hace aconsejable huir hacia Portugal, pero para muchos es su única salida. De esta manera, cientos de personas deciden cruzar la frontera perseguidos de cerca por los sublevados. El procedimiento habitual de las autoridades portuguesas es entregarlos a sus aliados franquistas, que proceden a fusilarlos sin tardanza. Sin embargo, gracias a la humanitaria intervención del teniente portugués António Augusto de Seixas, se crean dos campos de refugiados junto a la localidad de Barrancos para alojar y proteger a este grupo de españoles”.

*

Créditos:

Agradecimientos a Fernando Moital tanto por facilitar el documental como el libro: de Francisco Espinosa Mestre, Barrancos en la encrucijada de la Guerra Civil Española, 1936,  Extremadura, Editora Regional, 2009.

Foto superior: Puente Algures, de Melgaço, entre el Miño y la sierra (Fuente: Blog Melgaço)

Condiciones de vida en una prisión de élite, Nancy 1812-2012

Por Maria Zozaya
Entre los días 10 al 12 de abril se celebró el primer Congreso Internacional sobre Instituciones Punitivas en  la Universidad de Castilla La Mancha en Ciudad Real, España.

El congreso fue coordinado por el reconocido especialista en la materia Pedro Oliver y contó con el secretario técnico y comunicante Jesus Carlos Urda Lozano. Reunió a múltiples especialistas como Pedro Oliver, Iñaki Rivera, Pedro Ortego, Ana Simón, Pere Sola, Margarita Torremocha, Evaristo Martínez-Radio, Leonor Zozaya, Mikel Izard, Alicia Alonso Merino, Hernández Holgado o Fernando Mendiola. Se enfocó el tema desde el Derecho Penal, la Historia de las prisiones, la Antropología y la Sociología.

El resumen del paper puede verse en el vídeo, donde Pedro Oliver presentaba a Maria Zozaya cuando resumía su comunicación “Imágenes de la Prisión en tiempo de guerra, 1812, 1912, 2012” .

En su estudio analiza a los prisioneros españoles en Francia durante la época napoleónica (1809-1814), con fotografías recientemente descubiertas que revelan las formas de vida en las casernas militares y la ciudad en la década de 1920 y llega hasta nuestros días con la distorsión que se tiene de aquel fenómeno de cautiverio.

Zozaya narra la verdadera experiencia del cautiverio con el objetivo de sacar a la luz esas vivencias positivas, hoy prácticamente desconocidas. En este caso, las ha acompañado con fotos del 1900 que desde el año 2000 no se sabía que acompañaban esos relatos de vida positivos, fuese en la tasca, en los cuartos, en los lavaderos con sus compañeros ingenieros. El objetivo de rescatar esa información novedosa es ir eliminando mitos y errores que predominan en el imaginario colectivo acerca de las prisiones de guerra de elite en el 1800 europeo, porque se tiende a proyectar hacia el pasado, en parte desde la visión del 2000, donde se olvidan por completo los conceptos de una prisión de élite para el pasado.

Zozaya estructuró en tres partes el contenido en la comunicación escrita, que puedes ver muy resumida en el vídeo en  https://mariazozaya.wordpress.com .  En el congreso sólo lo planteó levemente el tema por la limitación de tiempo a los cinco minutos que pueden verse en el vídeo, donde Pedro Oliver presenta a la doctora Maria Zozaya en el I Congreso Internacional de Historia de la Prisión.

Créditos

Los contenidos de este congreso , que se trata de un estudio de los grupos profesionales de ingenieros en la larga duración, fue preparado gracias a varias estancias y presentaciones realizadas dcon los fondos del proyecto dirigido por Francisco Villacorta Baños en el CSIC, Centro de Ciencias Humanas y Sociales, titulado “Grupos profesionales, corporativismo y políticas sectoriales del estado durante la dictadura de Primo de Rivera”. Ref.: HUM 2007-62675/HIST.

Las fotografías que fueron esenciales para reconstruir los lugares que seguían intactos a la altura de la década de 1920 proceden de la colección “Nancy Hier”, de Pierre Boyer.